lunes, 5 de marzo de 2012

¿Es saludable la "Cajita Feliz"?


Desde octubre del año pasado la compañía McDonald´s anunció una reducción en la cantidad de ingredientes perjudiciales para la salud en sus menúes para niños, conocidos como “Cajita Feliz”.


Refrescos “naturales” con menor cantidad de azúcar agregada, papas fritas con menos sal y presentaciones más pequeñas, así como una reducción de sodio en los panes que utilizan, son algunos de los cambios incorporados.

Además, el menú ofrece una porción de piña y opciones de ensaladas. La idea es el menú infantil contenga menos de 600 calorías (una tercera parte de la ingesta diaria de 1.800 calorías recomendada para los niños, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¿Significan estos cambios un viraje de peso en la orientación del negocio? ¿Será a partir de ahora una opción saludable para que los papás puedan llevar a sus hijos a McDonald’s sin ningún temor por el efecto de este tipo de comida en la salud de sus hijos?

En un artículo publicado por el diario La Nación, dos nutricionistas consultadas fueron cautelosas con sus recomendaciones. Para una de ellas estos productos, a pesar de los cambios, siguen siendo “de mucha moderación” y “no pueden consumirse todas las semanas”. La frecuencia recomendada, según la especialista consultada es de “si acaso una vez al mes”.

Una segunda profesional en nutrición advirtió que la reducción de estos ingredientes no libra a la “cajita feliz” de las calorías que contiene y asegura que sobrepasa los requerimientos diarios de las comidas fuertes (de un 25% a un 30%) pues llega a cubrir hasta un 33%.
Si la bebida es gaseosa el porcentaje sube, lo mismo que si se utiliza aderezo para la ensalada.
Está claro que las acciones de McDonald’s, por demás tardías pues por años se sabe que el contenido calórico, de sodio, grasa y azúcar presente en prácticamente todos los productos de su menú, es nocivo para la salud, adopta cambios de manera muy lenta, y más por presión que por convicción. 


Lejos de replantear el negocio, las acciones de esta compañía en temas relacionados con la salud, el contenido de sus alimentos y sus prácticas publicitarias y de mercadeo, fuertemente orientadas hacia los niños como consumidores primarios, son efectivas campañas de relaciones públicas que encuentran eco en muchos medios de comunicación, y sin que estos planteen ninguna objeción. 
Como nota adicional, en la ciudad de San Francisco se prohibió la inclusión de juguetes en los menúes infantiles, en cuenta la Cajita Feliz de McDonald´s, como medida para combatir la epidemia de obesidad infantil que, a propósito, ya es un problema serio en Costa Rica. 

1 comentario:

Roncahuita dijo...

Estadísticas consultadas demuestran que un 33% de los estadounidenses tienen sobrepeso, un 33% padecen de obesidad...
De acuerdo con tu artículo, nada cambiará en los efectos nocivos de esa comida "enriquecedora" para las compañías y la Seguridad Social tica seguirá pagando las consecuencias.