sábado, 3 de diciembre de 2011

Feliz Navi-Cola 2011

 La municipalidad de San José inauguró ayer domingo, y por séptimo año consecutivo, el árbol de Navidad de la ciudad capital que -coincidentemente- es también el árbol de la Coca-Cola. 

La actividad conjunta del ayuntamiento con la trasnacional de la bebida gaseosa más popular del planeta, no deja de llama la atención. Está muy claro lo que gana la empresa, más no así lo gana el municipio. 

Para la Coca-Cola este es un evento que le trae grandes beneficios a la marca. Esta compañía es líder en el estudio e implementación de mensajes publicitarios y actividades de mercadeo que logren en sus consumidores, presentes y futuros, un efecto perdurable en el tiempo. 

Las imágenes que quedarán registradas en la memoria de los niños y niñas que asistieron a la actividad de iluminación del árbol de Navidad Coca-Cola se trasformarán en una asociación casi inmediata de la marca con sentimientos y recuerdos placenteros. 

El hecho de que papá y mamá hayan estado ahí compartiendo un momento especial, fortalecerá el vínculo emocional de Coca-Cola con los niños y adolescentes e influirá en sus decisiones de compra. 

La idea es fomentar la lealtad de marca desde edades muy tempranas (de la cuna a la tumba) y lograr que el patrón se reactive cuando ellos lleguen a la edad adulta, repitiendo el ciclo con hijos y nietos de forma sucesiva.  

Este tipo de estrategia fue implementado por las compañías tabacaleras. En memorandums internos, que después llegaron a ser públicos, se hablaba de la importancia de imprimir ciertos pensamientos y deseos en los menores para que posteriormente se activaran en la vida adulta. De ahí los famosos chocolates en forma de cigarrillo. 

Arbol de la Ciudad de San José
Pero volvamos a la Coca-Cola. La fábrica de la felicidad, la adopción de Santa Claus, y el patrocinio de eventos masivos y el ligamen de la marca con macro eventos y actividades emotivas y asociadas con estilos de vida saludables, tiene un claro propósito comercial.  

¿Cuál es entonces el interés de la Municipalidad de San José de dejarle a la Coca-Cola la mesa servida, al punto de cederle la imagen del árbol de Navidad que representa la ciudad de todas y todos los habitantes de la capital?  

¿Por qué no toma la iniciativa la Municipalidad josefina y convoca a los artistas locales para que estos diseñen un bonito árbol, con identidad propia, que incluso sirva de monumento turístico para los extranjeros que nos visitan durante esta época? 

Con eses objetivo es que en Facebook hemos creado la comunidad El árbol de Navidad Coca-Cola no nos representa

Si usted comparte nuestra posición sobre este tema, lo invito a que nos visite en Facebook y fortalezcamos esta iniciativa. A lo mejor y algún día logramos dignifique nuestra cultura y persuadir a la Municipalidad de San José para que no la venda tan barata a los intereses comerciales de una trasnacional, cuyo producto principal, valga recordar, está muy lejos de ser aconsejable para el consumo de la niñez costarricense. 


Aprovecho para desearles una Feliz Navidad y agradecerles por visitar a La letra menuda. ¡Paz y menos consumo para este 2012!


*Este video de La letra menuda fue publicado el año pasado en relación con este mismo tema. 

No hay comentarios: