miércoles, 9 de junio de 2010

Autopista de horror


Desde su inauguración el 27 de enero, la nueva vía a Caldera a sido una fuente inagotable de malas noticias. Las denuncias, irregularidades y abusos de la empresa concesionaria,  Autopistas del Sol, son pan de todos los días.
Entre las últimas novedades destacan las quejas de los trabajadores de los peajes por las malas condiciones laborales y despidos injustificados.
A esto se suma un recurso de amparo interpuesto por La Federación Nacional de Asociaciones de Consumidores y Usuarios (Fenasco), por el riesgo para la salud, la seguridad y el ambiente humano que representa esta carretera.
La propia presidenta Laura Chinchilla manifestó que el cierre de de esta vía está "sobre la mesa", y podría suceder en cualquier momento.
Antes se han dado abusos como el cobro del peaje a los cuerpos de socorro como los bomberos y la Cruz Roja. Incluso  el Cuerpo de Bomberos tuvo que acusar a la empresa por  desobediencia al persistir los cobros aún y cuando un fallo de la Sala IV ya había establecido que tanto Bomberos como la Cruz Roja, la Policía y Tránsito estaban exentos del pago.
Entre los peores daños ocasionados por la concesionaria se cuentan el rompimiento parcial del sello del Acuífero Barva. Un informe del Senara, del 29 de mayo, constató una ruptura en el techo de este acuífero que abastece a unas 500.000 personas.
El Tribunal Ambiental ha encontrado numerosas violaciones de la empresa con afectación a zonas de protección de al menos 20 quebradas y ríos como los afluentes del río Grande de Tárcoles y las quebradas Doña Ana, Salitral, Lapas, Concepción, Nances y San Francisco. También de corredores biológicos, de sitios arqueológicos y zonas de protección de cuerpos de agua, por manejo de escombros.
A una empresa consultora contratada para fiscalizar la obra le fue rescindido el contrato tras señalar 170 violaciones por parte de Autopistas del Sol.
Sin embargo, ahora un informe elaborado por el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA) revela doce zonas de esta carretera que presentan graves fallas de construcción en sus taludes, y son un peligro latente de deslizamientos rocas de gran tamaño.
Justo por esa razón una mujer perdió la vida el 22 de mayo al chocar en motocicleta contra una piedra.
Concesiones, concesiones, ¿es a esto que llaman progreso?

2 comentarios:

wílliam venegas dijo...

Lo peor es que dicen que Óscar Arias quiere también inaugurar las piedras que se cayeron, dice que son obra de él.

wílliam venegas dijo...

La película "Donde duerme el horror" (costarricense) también es conocida como "Donde duerme Óscar Arias".