domingo, 7 de febrero de 2010

Don dinero Presidente


¿Ganó Laura Chinchilla la silla presidencial por qué gastó más dinero que nadie en publicidad electoral?

Está claro que no. Otto Guevara también dilapidó cifras millonarias y ni así convenció. ¿Cuántos votos dejaron de cosechar los otros candidatos, en cuenta Ottón Solís, por no tener dinero para transmitir su mensaje con la misma intensidad y fuerza que Chinchilla y Guevara? Esa pregunta se quedará sin respuesta.

Lo que sí podemos decir con certeza es que el actual sistema de financiamiento de los partidos políticos convirtió esta campaña en una lucha vergonzosamente desigual que atenta contra el sistema de libre elección democrática de que tanto nos ufanamos.

La fiesta electoral del domingo 7 de febrero mostró por un lado la belleza de un país en donde la gente puede acudir a las urnas a honrar su derecho al voto sin ningún temor a la represión ni a la violencia que predomina en otros países; y por otro, un proceso en donde solo dos partidos políticos tuvieron acceso a todos los medios posibles para posicionar sus mensajes en la mente de los votantes.

Los demás debieron conformarse con migajas al no poder hacerle frente a las sumas exorbitantes que cuesta la publicidad en los medios de comunicación masiva. Para que tenga una idea, cada valla iluminada que usted vio con la cara de un candidato, candidata (o de un viejo chingo) cuesta 5 mil dólares mensuales y un minuto en televisión para pedirnos votar por el candidato menos malo ronda los 700 mil colones.

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) responsabilizó a los propios partidos políticos de que los grandes capitales pudieran estar detrás del financiamiento de algunas agrupaciones en perjuicio de otras. Mientras que el actual código electoral dio luz verde a empresas nacionales o extranjeras para inyectar dinero sin límite a los partidos a través de la compra de bonos.

Los bonos, en teoría el instrumento que permite a los partidos obtener fondos de la deuda política al final no lo fue, pues resulta que los bancos son los que le otorgan valor a esos bonos y lo hacen basados en los resultados de las encuestas. Sin dinero para anunciarse, los partidos políticos sacan “mala nota” en las encuestas, y entonces los bancos no les dan dinero.

Por eso el Partido Acción Ciudadana (PAC) se vio obligado a suspender la pauta publicitaria en la televisión a solo pocos días de las elecciones. El propio Luis Antonio Sobrado, presidente del TSE afirmó que los bonos tienen un sesgo inequitativo y constituyen un portillo para que se infiltren grandes capitales a los partidos, en cuenta dineros producto del narcotráfico o de otras fuentes ilegales.

Como vemos, la amenaza contra la democracia es latente. A pesar de eso, Costa Rica ya eligió presidenta. Y sí, ganó el partido que más gastó en publicidad.

3 comentarios:

Evey dijo...

Totalmente de acuerdo Roald, yo quiero ademas agregar que un candidato no deberia venderse como se vende un zapato o una gaseosa. Algo que vimos tambien ene sta campaña es que los anuncios no aportaron ideas, ya sean embarazadas cantando, marionetas o patrioticas mal cantadas, ningun anuncio daba ideas de qué iban a hacer los candidatos y muy importante COMO lo iban a hacer, por lo que yo quisiera proponer que en lugar de anuncios tontos y vacios se dedique el dinero a hacer microspots con ideas, un dia se habla de ideas en seguridad, otro en ideas en educacion, otro de economia, cultura, etc, etc, pero con ideas y con soluciones. Con el cómo y cuando si es posible! así si tendremos votos pensados con el cerebro y no con el corazon o el higado!

julia dijo...

Importantísimo hablar de esto.
Importantísimo.
Gracias.

Ana Lucía Jiménez dijo...

Este es uno de los problemas más serios que debería abordarse antes de las elecciones 2014. Tiene que cambiar este sistema, debería hacerse una franja electoral, cada partido la misma cantidad de minutos en pantalla, y los medios asumen ese gasto (salados) o se les deduce de impuestos, o el estado lo subsidia. Pero en ningún caso puede seguir este sistema tan desigual porque así, SIEMPRE van a quedar los mismos;!;!;!!;obvio!;!;!;!